La vida era perfecta al llegar las vacaciones; más si esas vacaciones se disfrutaban en la casa materna de Banco Obrero en Cocorote

jueves, enero 04, 2007

Mi panita Rosvelly Oviedo

Hoy me conseguí con esta chica en una esquina de la Redoma de San Felipe y me acordé que con esta “jodedora” alguna vez estuvimos involucrados con un “enorme” problema adolescente: se había fugado de su casa y temerosa de volver, pensaba irse por su cuenta a la casa de su papá que vivía en Albarico. Eran aproximadamente las ocho de la noche y se encontraba con su dilema debajo del pino que había en la casa que era de los Morr en el Banco Obrero de Cocorote y yo era el único asomado por todo eso...
Dispuesto a ayudarla, no pensé en las consecuencias que podría acarrearme, sino más bien en que por panita, debía acompañarla hasta Albarico para que no le pasara nada, por lo que agarramos un taxi que nos llevara hasta la casa de su papá.
A la señora Miriam; su mamá, la conocía muy bien ya que frecuentaba su casa. Ella trabajaba en la antigua PTJ (Policía Técnica Judicial) y sus hermanos, el “Perico” y Sara aunque mayores, también eran amigos, motivo por el cual me tenían plena confianza. Sin embargo, al tomar rumbo a Albarico, Rosvelly pensaba que su mamá podría estar esperándola en la casa de su papá y darle la tunda del siglo, y envuelta en llantos me sugería que agarráramos para la Ascensión a casa de unos tios, pero era muy tarde y no pasaban taxi, así que decidimos llegar hasta una familia amiga que vivían por aquel entonces en El Charito para pasar la noche.
Al llegar a la casa de la familia amiga, nos encontramos con la situación de que no había nadie en la casa y luego de esperar un largo rato a ver si la gente llegaba, decidimos caminar hasta Albarico, Gracias a Dios que la situación no era tan peligrosa como ahora.
En esa caminata se nos hizo la medianoche y habían muchas personas caminando igual que nosotros a orilla de la carretera dado que en Albarico había un baile. Llegando al pueblo de Albarico me acordé de Omarcito Martínez el tae kwondista que era gran amigo, al igual que su familia y sin pensarlo dos veces nos dirigimos a la granja de su familia y empezamos a llamarlo pero nos salió un señor que trabajaba allí y nos comentó que tampoco había nadie (todos estaban en el baile) a excepción de la mamá que para aquel entonces estaba sufriendo de “culebrilla” , una clase de herpes denominado “zoster” que dicen que se cura con el rezo de un brujo,,.
Obviamente que el señor no despertó a la señora sino que nos hizo pasar a unas habitaciones con varias camas que normalmente eran utilizadas para albergar a personas que llegaran a la granja tal como se estila en esos lugares. Mientras apenas me quite los zapatos para dormir en la misma habitación que estaba el señor, Rosvelly quien durmió en el cuarto del hermano de Omar, el cual se encontraba para aquel entonces en el servicio militar obligatorio, tuvo la desfachatez de hasta jurungar las pertenencias del muchacho para dormir cómodamente en pijamas.
Apenas me había dormitado, llegó la gente de la casa y mientras me hacía el dormido, una de las hermanas de Omar entró a la habitación y tratando de saber quien era yo (el cual me encontraba de espaldas) hacían conjeturas en el cuarto de al lado (donde estaba la mamá y otras personas) mientras que llegaron a la conclusión de que no era nadie cercano a ellos. En eso, empezaron a llamar a Omar para decirle que había un hombre metido en su casa y en eso brincó el señor que nos había dejado pasar para decirme que les dijera quien era yo.
Mientras que me estaba colocando los zapatos de manera apresurada para salir a la sala, entró Omar en tono amenazante para poner orden y preguntando desafiante quien era, con la voz queda por el susto (este carajo venia dispuesto a patearme) le respondí y en el acto me conoció… ¿coño loco que haces aquí???? - nada Omar, que me agarró la noche y no tenia donde ir – tranquilo pana, estás en tu casa- y de esta manera tranquilizó a su gente dando las señas de quien era.
En la mañana apenas amaneció, estaba esperando que alguien se levantara y la mamá de Omar fue la primera, así que cuando le di los buenos días, me senté un rato a conversar con ella y en un momento fui a despertar a Rosvelly quien en medio de todos los acontecimientos suscitados en la madrugada, ni siquiera se dio cuenta y aunque no se crea tuve que zarandearla para que se pusiera de pie y me decía que aún era muy temprano!!!- no joda, levántate de esa vaina, mira que por tu culpa casi me matan anoche…
Mientras Rosvelly se cambiaba, llamé al cuarto de Omar que estaba un tanto alejado de las habitaciones principales para ofrecerle mi gratitud y mis disculpas sincera y apenas me señaló, riendo de buena gana que siempre contara con su casa para guarecerme ¡buena gente ese carajo!!!!
Finalmente nos despedimos y al llegar a la casa del papá de Rosvelly este no se encontraba puesto que la mamá de ella ya había llegado buscándola y en ese momento se encontraban poniendo la denuncia ante las autoridades. –mierda, pensé- ahora si que me metí en un peo y me despedí rápidamente para irme directo a mi casa…
Cuando llegué a Cocorote, mi mamá me señaló que hacía un rato la señora Miriam me había ido a buscar en una patrulla y que estaba muy angustiada. Al rato llegó la señora nuevamente y me preguntó que había hecho yo con su hija – nada señora Miriam- y le narré lo que había pasado en la noche y si estaba dispuesta a ir a casa de Omar para corroborar lo dicho, le sugerí ir inmediatamente –con tu palabra me basta- me señaló y se fue a buscar a su muchacha…
En la tarde, luego de dormir por varias horas (después de pasar tan mala noche) me despertó la voz de Rosvelly (otra vez nojoda!!!!) que me decía que había hecho las pases con su mamá y que la señora le había hablado bien de mi, por lo que le prometió no volver a fugarse de casa. - verrga, pensé - al fin pegué una: palabrita de Juan Hilario que no vuelvo a baile de noche
Desde esa época son muy pocas las veces que me la encuentro pero igual seguimos siendo panitas como aquellos días locos y lejanos de nuestra adolescencia…

3 comentarios:

Maléfica dijo...

¿Ya te registraste en to2blogs el directorio de blogs de Venezuela?

Maléfica dijo...

Olvidé el URL www.to2blogs.com

Elier dijo...

Gracias cariño, hoy me registro