sábado, marzo 31, 2007

ALBRICIAS POR ENCUENTROS BLOGGERS

La semana parecía que iba a mantenerme anclado con números por doquier, casi lo logra. Solamente los requerimientos de actualización de las estadísticas podía cambiar el panorama de visitar la otrora odiada Caracas. No, no, no, un momentito pues; sin imaginar lo que me pasaría en un inesperado pero emotivo viaje, me hizo sentir unas de las personas más felices de la tierra.
Y es que a pesar de las inesperadas lluvias, la intransitable trincheras, las colas del peaje de Guacara y en el túnel de la cabrera, en fin el trafico de la ARC no fue obstáculo en esta oportunidad para realizar las actividades laborales y los encuentros blogueros no planeados. Salieron así, de la nada; para convertirse en un encuentro especial puesto que la mañana me brindo la oportunidad de conocer a J-oda junto con su compañero del alma. Resultado del encuentro: surpearrecho, full bien y muy emotivo. (definitivamente los bloggers somos distintos, muchas cosas en común que nos identifican como la lectura, la poesía y la creencia en un mundo mejor).J-oda querida, ya te lo había escrito, Para mi esa encrucijada de cariño no va a volver a ser la misma. Cada vez que me encuentre en ella me va a faltar tu risa franca y sincera y por supuesto, ese amado tuyo tan especial, me recuerdan que las columnas J y B (2 Cr, 3: 17) deben mantenerse firmes para soportar el peso del templo y a través de las mismas: Dios da firmeza y reconforta.

Luego mi viaje prosiguió a Caracas y con la suerte que ofrece los días especiales, encontramos un Maripérez descongestionado, aproximando las distancias para encontrarme al mediodía con una princesa con los ojos más expresivos del planeta: mi Waiting querida, fueron abrazos de gran cariño en los cimientos del puente de Brooklyn avileño, reforzada igualmente por un encantador compañero vencedor de Goliat y que tiene toda la suerte del mundo de tener a su lado a esta maravillosa princesa.
Pues si, lleno del esplendor irradiado de sus hermosos ojos, mi alegría puede ser sentida a través de las imágenes que quedaron para el recuerdo.



Pero, si quieren que les diga algo: el abrazo, la emoción de conocer a queridas personas virtuales, bien vale la pena ir hasta el fin del mundo por sentir una mano amiga que te siente y que te abraza. Gracias por este día tan especial:


Una llamada de mi buen amigo Miguel Pinto en el camino de regreso, me hizo recordar que las casualidades no existen: era imposible que en este día magnifico se hubieran realizado todos los compromisos adquiridos y todavía quedara tiempo para los encuentros y hasta para volver con buen tiempo para estar en una evaluación donde los chicos de Valoración Aduanera I, se comportaron a la altura. Las cadenas de buenos deseos hacen lo suyo

domingo, marzo 25, 2007

Cumpliendo con mis asignaciones

Como le tengo una gran estima a mi amiga J-oda, estoy en estos momentos que me han dado para mi relax, la negra y mis hijos, dedicándoselos en virtud de la tarea encomendada. No te preocupes J-oda, la verdad es que, es un jarabe de mi propia medicina (tareas van y vienen por doquier cuando estoy en labores pedagógicas y andragógicas)…
Rarezas, bueno: tengo un camión lleno de ellas guardadas en el hemisferio izquierdo de mi cerebro y tengo que hacer presión para que se tranque la puerta. Jeje

Pero antes de empezar debo manifestar que la risa de J-oda me alegra el corazón, un par de veces hemos cuernofoneado y mas que palabras se escucha una catarata de risas que son respondidas de manera similar, puesto que no hay manera de cerrar ese grifo (por cierto, quien se encargará de pagar el recibo del Salto Angel???

Yo creo que más que rarezas son mañas recogidas a través de todos estos años y que con el tiempo si no he procurado cambiarlas - aunque ocultas- han quedado desatadas como manías de loco rabioso. Recuerden que en mis genes existe un ramillete maravilloso de locos que han dejado sus taras escritas con adenina y guanina planetaria. Merced que me ha dado el Altísimo en poder expresarme y tener hijos sanos, cuando he contado en mi árbol la cantidad de cuatro orates que aunque no en línea directa conmigo, no es menos cierto que se encuentran en el line up del equipo.

Como dice nuestro querido amigo Víctor Escalona, aquí vengo echando pa´fuera:

- Siempre leo el periódico de atrás pa´lante, no hay manera de que pueda corregir esta manía retrospectiva.
- Me incomoda una poceta manchada, cuando la negra llega del mercado, muchas veces le pregunto si trajo el limpiador a sabiendas de que por ser necia la pregunta, se va a molestar. No obstante siempre se me queda mirando fijamente y sin decirme nada me señala la bolsa donde viene el limpiador.
- Cuando los pisos están relucientes, debo hacer uso de toda mi fuerza de voluntad para no echarme en el acto en medio de un pasillo.
- Por cierto que me gusta caminar descalzo cuando el piso esta así. La muchachita mía bota piedra cuando esta limpiando y empiezo yo con mi pasadera.
- Nunca he dormido una noche completa, en cualquier momento me levanto y camino a oscuras todo el apartamento.
- Molesto a mis hijos en oportunidades acostándome junto a ellos a medianoche diciéndoles “échate pa´ allá que voy a dormir un ratico aquí”.
- Muchas veces me siento durmiendo al revés así que me acuesto contrario al copete de la cama y cuando se me pasa, vuelvo a cambiar (toda la noche brincando), eso trae como consecuencia que desnude la cama y por eso la negra siempre utiliza cobertores.
- No me gusta arroparme y cuando lo hago, debo mantener un pie fuera de la sabana para tranquilidad propia.
- Que nadie me agarre ni por broma el cuello, parece que me ahogo.
- Cuando como picante, siento que me pica el cuero cabelludo.
- Puedo concentrarme en alguna idea en medio de una conversación, hasta tal punto que a veces la vergüenza me arropa cuando las personas me señalan -eeeje chico, que te estoy hablando –
- He sido conseguido un millon de veces hablando solo
- Muchas veces me he despertado con la sensación de que alguien se ha escondido al instante que yo abro los ojos quedando solamente el celaje y del tiro me levanto y la negra me pregunta que paso???? – nada amor, duérmete..,(Susana decía que podía ver muertos)
- Mis mejores amigos por lo general han sido mujeres.
- Me gusta cortar las tortas de cumpleaños.
- No me hago de rogar para cantar el cumpleaños feliz en una fiesta.
- Me gusta romper las piñatas en las fiestas infantiles cuando ya todo mundo le ha dado palo.
- Le tengo fobia a los tuqueques cantarines (tuquequequeque) les caigo a palo.
- Me gusta que me rasquen los pies (pobre de la negra)
- Si tengo alguna idea en mente durante un sueño y despierto, al instante toco a la negra para comentarle y – verrrg luego me cuentas –
- Me gusta el nestee helado (no me lo tomo, me lo harto cuando hay en casa)
- No salgo caro, mi pasión dulcera se centra en una torta de auyama recién horneada.
- Cuando alguna poesía me llena o una buena canción me toca, en segundos estoy sintiendo un nudo en la garganta. La alegría me pone a secarme los ojos.
- Y cuando posteo, muy poco me pongo a corregir porque lo escrito se me convertiría en trabajo, así que disculpen por siempre mi redacción.

Que no quede dudas que esto de los meme deberían cambiarle el nombre, por las mismas razones que señaló Caribe. Por lo pronto, he cumplido de mil amores para J– oda y comportándome como los estudiantes que les falta un punto para aprobar la asignatura empiezo a darles vuelta a los comentarios para preguntarles ¿Cuánto saqué???? O, estoy verdaderamente loco???,

viernes, marzo 23, 2007

Los mangos para Trinidad y Tobago

Ayer frente a un lleno total mientras estaba en clases, me acordé de un cuento para romper el hielo ante tantas nuevas caras.
hace algunos años realizando una investigación de mercado sobre frutas , estuve en muchas Embajadas de naciones amigas sobre todo de los países que integran el CARICOM y las Antillas Neerlandesas. Pero algo bastante curioso sucedió mientras conversaba con el asesor comercial de la embajada de Trinidad y Tobago puesto que me preguntó de que parte del país venia y yo le respondí que de Yaracuy – ahhh, me respondió – conozco muy bien Yaracuy y muchos de sus pueblos – y eso por qué? indagué – resulta que en nuestro país se consume mucho el mango, ya que es la base para preparar muchos platos típicos en Trinidad, pero por razones climatológicas el mango ha venido desapareciendo de la Isla hasta tal punto de que se ha vuelto un problema de Estado y es por eso que, en el gobierno de Trinidad y Tobago existe un “Ministro para los asuntos del mango” – la verdad es que hasta aquí no sabia que responderle ya que por lo general cuando llega la temporada de mango llegamos hasta patearlos cuando estos han caído de las matas que se encuentran en nuestro camino y el hombre sigue con su cuento – Nosotros por ser una nación muy austera, evitamos hacer gastos innecesarios y en plan de negocios, nuestro Primer Ministro hace muchas visitas no oficiales a Venezuela y en una de ellas nos fuimos en vehiculo hasta Barquisimeto tomando la vía de la costa y cuando pasábamos por un pueblo yaracuyano llamado “El Guayabo”, leímos un aviso sobre una plancha de zinc que decía “se regalan mangos, traiga su tobo”. En eso el primer ministro le pregunta al ministro para los asuntos del mango, - “oiga usted, no leyó algo sobre si se regalaban mangos en esa granja??? – si señor presidente – entonces que espera para visitar a Yaracuy y conocer sobre la cantidad de mangos que se produce en esta zona que ya ni siquiera lo pueden vender????....
Irónico de verdad, aquellos esperando el manguito para hacer sus comidas y nosotros lo tenemos como arroz picado pero no se nos ocurre nada ni para hacer negocio, por eso me estoy inventando una para vender trozos de mango en salsa picante de curry (una guara). Lo que necesito son unos cuantos amigos para hacer una prueba de degustación y si aprobamos la prueba sensorial, lanzarnos al mercado trinitario con la instalación y puesta en marcha de Cocorote´s Company Inc. (medio guariney…..jeje ) ¿quien se anota????
arrancado de la vida misma

sábado, marzo 17, 2007

Ramón Perez el fotográfo de Cocorote

Si había alguien en Cocorote que era mágico, sin duda alguna fue Ramón Pérez.
Hijo de mi tía Eleuteria Pérez, hermana de mi abuela materna, fue siempre el familiar insólito y grotesco que más cuentos extraños se le conocen. (y que mi palabra no lo ofenda como dicen aquí en Cocorote cuando se habla de un finado!!)
Nacido un 16 de agosto del año 24, le gusto realizar siempre oficios interesantes como el de fotógrafo, lo que para mi ha sido una excelente condición, toda vez que muchas fotografías suyas han caído en mis manos para ir alimentando el programa que he venido utilizando para realizar nuestro árbol genealógico.
Ramón sufría lo que por aquí se le llama “lunas”; es decir, de la noche a la mañana traspasaba el umbral que divide a los orates de los cuerdos y viceversa, por lo que cuando se presentaba en casa, mis hermanos y yo nos preguntábamos si estaba bien.
No obstante, cuando eran superados los temores de que estuviera en el país de los alegres (digo, sin preocupación alguna), se podía conversar con el detenidamente, puesto que sus cuentos eran para agarrar palco y a pesar de que a veces sus atuendos claramente dictaminaba su estado, no lo vi hacer cosas extrañas a excepción de dos ocasiones. La primera, en la que se le ofreció un vaso de agua y en el acto lo soltó quebrándose estrepitosamente mientras argumentaba que “le había pegado corriente” y la otra, cuando se apareció en la casa lleno de asfalto y mamaíta Emilia trataba de conseguirle una muda de ropa para que se cambiara.
Resulta que la razón de sus lunas fue explicada de una manera certera por el mismo, cuando yo contaba con unos diez años de edad y carecía de lo que se llama “prudencia”, por lo que la curiosidad fue más relevante que el temor y tuve la osadía de preguntarle la razón de su enfermedad, respondiéndome más o menos lo siguiente...
Hace muchos años atrás, a sus manos llegaron unos libros que debían permanecer ocultos, pues eran buscados por los curas para ser destruidos. En ellos se explicaba como llamar al ángel de mal y hacer pacto con el. (verrrrrrg). Como se los había leído todos, en una noche oscura se llegó hasta la tambora (Ceiba) que estaba antes de llegar a la toma de agua de Cocorote y que parecía un hombre barrigón con el pipí afuera (este árbol existió hasta no hace mucho, pero se quemó y fue cortado) y allí mismo invocó el nombre secreto del que vive en las tinieblas, presentándosele de manera inmediata en ese lugar y como al preguntarle el demonio la razón de su invocación, Ramón respondió que solamente quería conocerlo y que no era para hacer un pacto… Del tiro el maligno desapareció (puesto que siempre anda muy ocupado) y con él también desapareció la cordura de Ramón.
Pero este cuento no me salio gratis. Recuerdo claramente que frente a los mangos de Banco Obrero, se encontraba la salida de los autobuses que llevaban a los cocoroteños hasta San Felipe y desde temprano se escuchaban los quejidos de los frenos cuando el machimbre de los autobuses dejaba escapar el aire comprimido, razón que me hacia levantar temprano y una vez que estaba bien despierto, salía apresurado a buscar los acures que criábamos en el patio de la casa, puesto que cada vez que Ramón pasaba por allá, estos desaparecían misteriosamente de su jaula y los encontrábamos con mucha suerte, comiendo del pajonal que se formaba en el terreno de los mangos (unas cinco o seis veces sucedió hasta que nos percatamos que Ramón tenia algo que ver, cuando enigmáticamente comentó en una de sus visitas que todos los animales sin excepción debían estar libres).
En otra oportunidad me preguntó si ya tenia novia y al contestarle que no, insistió en indagar si al menos me gustaba alguna y al responder afirmativamente, me dijo que le pidiera al dios Shiva que según él, era un dios en forma de falo que no se pelaba cuando un hombre enamorado, mirando a la mujer de sus sueños decía para sus adentros “Por Shiva serás mía” y la mujer caía en los brazos del enamorado tarde o temprano
No recuerdo si invoque al dios shiva, lo que si me pareció fuera de lugar es que a pesar de sus temporadas lunáticas, Ramón el fotógrafo tuviera tantas cosas que contar y nadie le parara pelotas…
Arrancado de la vida misma

viernes, marzo 16, 2007

El Cazador de Cocorote y otros cuentos

No había manera de poder entrar a la página, se quedaba colgada cuando introducía la clave y esa es la razón de por la cual no había escrito en toda una semana, una guara.
Siguiendo con los viejos cuentos pueblerinos de Cocorote, era costumbre de los jóvenes cocoroteños, el sentarse en las esquinas donde habían postes de electricidad con sus respectivos bombillos, a estudiar durante las noches sentaditos en las famosas sillas plegables con su termo de café y los más audaces acompañados con cigarrillos y una botellita de aguardiente.
Me cuenta Carlos López que cuando el estudiaba primaria, muchas veces observó a los estudiantes de bachillerato hacer grupos de estudios en la esquina de que Petrica Leal, así como también en la esquina de María Torres y por supuesto en la esquina de los banquitos del Banco Obrero, donde el finado Víctor León Herrera, oriundo de la Provincia de Loja en Ecuador, había colocado en la esquina de su casa y para disfrute de los habitantes de Banco Obrero, sendos bancos de granito con unas lámparas en sus alrededores que eran la predilección de los estudiosos de aquella época.
Al filo de la medianoche, cuando los estudiantes estaban enfrascados en la resolución de ecuaciones matemáticas, se escuchaba a lo lejos el grito de alguien que llamaban “El Cazador” y que realmente intimidaba, ya que se escuchaba como un “JOY JOY JOY JOY” repetidamente y lo peor era que, cuando se escuchaba lejos era porque andaba cerca y cuando se escuchaba cerca era porque andaba lejos….
Lo cierto es que a los que le pregunté sobre el cuento, me señalaban que para aquel entonces las noches cocoroteñas se llenaban normalmente de neblina y esto enrarecía el paisaje nocturno, haciendo que la mayoría de la población - creyente de un montón de supersticiones- se acostaran temprano, por lo que los grupos de estudios se generaban prácticamente para hacerse compañía y cuando escuchaban los gritos del Cazador por lo general era a lo lejos (o sea que andaba cerca) pero esa generación poco a poco mando largo al carajo al fulano espanto, toda vez que nadie lo escucho cerca y esto creó la suficiente suspicacia como para hacer indagaciones sobre el lugar de donde provenian los gritos y quien era que los hacía..
Por cierto que Saucisse me recordó sobre el ave que llamamos pavita mortera o muertera , ave nocturna al cual se le atribuye poderes nefastos tales como el empavar el lugar donde canta (mala suerte) así como también identificar el área donde se iba a morir en días próximos alguien o dar la noticia de que alguna muchacha del área en donde se instalaba a cantar, estaba escondiendo un embarazo.
Recuerdo que Susana entraba en pánico cuando escuchaba el canto triste del pajarito que suena “pu pu pu pu pu pu” por lo que agarraba unas tijeras y las colocaba abierta en el patio dizque para espantar la muerte.
Asimismo, existía otra ave que por cierto no la volví a escuchar el cual llamaban “chupahuesos” o “rajatrapos”. Esta ave nocturna jamás llegue a verla, sólo se dejaba escuchar en un vuelo raudo y rasante mientras que soltaba un “chuicccc” que le helaba el corazón a cualquiera, y luego el celaje del ave se alejaba a gran velocidad.
A pueblo pa` cuentero, pero la verdad es que ante tanta inseguridad por robos y asesinatos sin motivo aparente, prefiero los espantos ya desaparecidos a causa de la modernidad.

domingo, marzo 11, 2007

Mañana vienes por sal

La cuaresma representa los días más peligrosos para el cristiano. Se dice que Mandinga está en la tierra tentando cada alma para que produzca la mayor cantidad de pecados posibles y así hacerse de los mismos en el día del juicio final.
Vale la pena resaltar que a raíz de estos días, se han generado una enorme cantidad de cuentos que, en nombre de la maldad se van esparciendo por los pueblos y, a cada uno que llega, se le agrega o se le quita según la idiosincrasia misma del lugar. Así, vemos a un Florentino venezolano peleando con un diablo cantarín, en iguales condiciones que “Francisco el Hombre”, inmortalizado por la pluma del Gabo en “Cien años de soledad” y algunos pequeños cuentos.
Asimismo podemos encontrar algunas similitudes entre el famoso cuento de las brujas y su capacidad de volar, las cuales se han observado desde las nubes de Norteamérica hasta las de la Patagonia, incluyendo los espacios aéreos del viejo continente.
Hace muchos años en una noche despejada, nos encontrábamos reunidos en la puerta de la casa de mamaíta Emilia junto con mi tía Eleuteria (hermana de mi abuela) quien estaba de visita, cuando de pronto un ave nocturna graznó al pasar y mi tía rápidamente buscando con la mirada al ave le gritó “Mañana vienes por sal”, lo que conllevó a que mi abuela dijera -“Jesús, Eleuteria, eso es malo, no alborotes ese avispero – y mi tía un tanto menos temerosa que mi abuela, muerta de la risa comenzó a relatarnos un cuento que luego fue secundado por mamaíta sobre algo acontecido aproximadamente a finales de la década de los 20 en el siglo pasado, cuando en los cielos de Cocorote eran surcados por beldades voladoras en ciertas épocas del año y que los pobladores asustados, solicitaban la ayuda incondicional de un hombre llamado Emiliano Mogollón, por lo que una vez congregados en una casa de la población, esperaron a que comenzara la viajadera nocturna y frente a un conjuro develado esa noche por Mogollón, se pudo atrapar a una tenaz voladora que, no cesaba de gemir por su mala suerte y con su enorme cabellera plateada, trataba de tapar su desnudez frente al estupor de toda una población que vino a ver a la mujer ya de cierta edad, atrapada por sus malas artes en el patio de una casa de Cocorote.
Este cuento relatado por mi abuela, se me pareció también a uno de los cuentos del laureado colombiano con el cuento aquel del viejo con las alas enormes que, al final lo metieron en un gallinero y cuando fortaleció sus alas despego del mismo hacia no se sabe donde pero la cosa no termina aquí.
Sucede que el año pasado se citó en el diario “Yaracuy al Día”, la caída que sufrió una bruja voladora en Yaritagua, y de acuerdo a lo extraño y peculiar de la noticia, estuvo por un largo tiempo en boca de los yaracuyanos.
Cercano a esos días, me comentaba mi compadre Richard Pinto que una antigua familiar suya, residente en la población de Marín, se le atribuían poderes sobrenaturales entre los cuales estaba el poder volar. Rápidamente me vino a la mente el cuento de la bruja capturada en Cocorote y por lo tanto quise saber más sobre el cuento, por lo que el mismo me señaló que una vez pequeño alguien comentó que en el seno de su familia había quedado un libro de conjuros mágicos perteneciente a “quien sabe quien” que lo utilizaba para volar desde Marín hasta un lugar en la población de San Pablo donde se reunían las “voladoras” para hacer rituales secretos, pero como en una oportunidad fue atrapada, se dejó de eso y los libros fueron celosamente guardados...
Obviamente que ese ir y venir de las brujas por los cielos yaracuyanos, a mas de uno le quitó el sueño y por lo tanto se buscaron formulas para remediarlo. Así fue que llegué a la conclusión de que la mujer que fue capturada en Cocorote posiblemente seria la misma señora de Marín y que aquel “mañana vienes por sal”, servia para identificar las brujas que, en medio de su trance se le quedaba grabado el ofrecimiento y sin poderlo evitar, se aparecía en la casa donde habia surgido la invitación con una tacita para recoger la sal prometida…
Cuento o fabula, se siguen repitiendo con frecuencia, pero lo que mas me inquieta es que si existe esa forma de volar tan económica, por qué no darla a conocer al mundo, ño pichirres del carajo… Imaginen esa forma de trasladarse sin contaminar el planeta y lo único que se debe hacer es tener algunas clasecitas en Hogwarts o solicitarle a Harry que nos diga en donde coño es que venden la famosa Nimbus 2000 no juegue

viernes, marzo 09, 2007

Final del Aniversario de la León Trujillo y el nuevo "Cuenta cuentos"

Resulta que para cerrar la semana aniversaria de la escuela León Trujillo, se organizó un evento denominado “calendario productivo”, donde se expusieron juguetes, comidas, bailes, dulces y cuentos del pueblo cocoroteño.
Vale destacar que en referencia a los juegos, los niños expusieron muñecas de trapos, perinolas, metras, carritos de madera y gurrufíos:

La pancarta alusiva al acto

En cuanto a las comidas se presentaron arepas peladas (la cáscara del maíz es separada del endospermo a través de cenizas) hechas con puro maíz cocoroteño al igual que las cachapas, sancocho cruzao la cual es una sopa de res hecha con lagarto con hueso (ozobuco), costilla y pollito, con bastante ñame, ocumo, apio, yuca, papa, trozos de jojoto de maíz y un refrito de aliñitos verdes que le dan ese toque peculiar. Presentaron una exquisitez de teretere que se realiza con el traste del cerdo (hígado, riñón, pajarita, corazón, bofe, todo eso bien picadito y se fríe) utilizando implementos un tanto olvidados de la cocina como la piedra de “machacar aliños”, bateas de madera, y las cucharas de madera:


Asimismo, presentaron cestería criolla y piezas de barro cocido (arcilla) junto con otras artesanías y la representación de una niña haciendo piezas de barro al estilo peculiar y certero de Doña Emperatriz, "mamá Pera" mujer que hizo de ello toda una cátedra y en torno a eso, el homenaje fue muy aplaudido:




La presentación de "mama Pera" se hizo sentir
Igualmente dieron a conocer los dulces criollos tales como torta de auyama o calabaza, majarete, cocadas, jalea de mango, dulce de leche y unas ricas manducas que fueron el suplicio de Mauricio hasta que le dieron a probar je je.
Mauricio haciéndose el "Juan Pérez"


Se presentaron igualmente bailes realizados por los niños, con coreografías que fueron de gran agrado para el público presente:

Luego le tocó el turno a los cuenta cuentos y adivinen que: Mauricio se robo el show ya que fue el único en contar por parte de todos los niños, dando a conocer el cuento del bombero Pastor Olivo (muerto en un incendio forestal propagado en Paraguito), el cuento de la Madre Teresa de Calcuta y la Casa de las misioneras de la Caridad en Cocorote y el cuento de San Jerónimo, santo patrono cocoroteño y la tempestad que provocó cuando no se realizaron las fiestas patronales, el cual fue muy aplaudido y celebrado por todas las maestras (tenemos blog para rato). Igualmente nuestra amiga Militza Ledezma disertó sobre tópicos cocoroteños:


"Había una vez..."

El cuenta cuentos triunfal luego de su presentación
Finalmente se prendió el baile y se le cantó cumpleaños a la escuela con una torta que llevaba la imagen de su epónimo y que le correspondió el honor a Mauricio por su cuenterío, la picada de la misma junto con otros compañeritos:

Indiana Leal echandito un pie

Y Yanina también

"Cumpleaaañoos felizzzz"

A cortar la torta de manera que alcance para todos
Gracias negra por las fotografías

jueves, marzo 08, 2007

Semana Aniversaria de la Escuela Leon Trujillo de Cocorote

Siguiendo con los actos de la semana aniversaria de la Escuela Dr. León Trujillo en sus cuarenta años, se realizó un desfile con la participación de los niños de la escuela, haciendo alusión a algunas regiones del país y en ese sentido los niños se vistieron de andinitos, llaneros, pescadores, así como también de otras fantasías tales como flores e insectos y bailarinas:

El andinito Mauricio al llegar a la plaza Bolívar


Con su grupo de compañeritos

Felix Ramón de campesino

El grupo andinito con la maestra Miriam
Las madrinitas

El grupo de seguridad vial

mucha vistosidad

naturaleza por doquier
los llaneritos

Los niños en disfrute pleno

Los chamos tienen su actividad periodistica en la escuela

Saludos de las maestras, en especial de Rosita y Magalys

frente a Jarro mocho

los numeritos

en la Playita

"por estas calles"

cerca de las Moreno

en el campito

un grupo de maestras

en el campito

Por otro lado, desde aquí, en el Dia Internacional de la Mujer Trabajadora les envió un fuerte saludo a todas las mujeres que con su esfuerzo, cariño y tenacidad, construyen y mantienen la unidad familiar y, generando con su dedicación un mundo mejor…
A mi madre querida, trabajadora incansable. A las maestras con cariño: Carmen Teresa del Sagrado Corazón y a Miriam, Rosita (del clan Caribe), Magalys, Yanina de la León Trujillo, a las maestras de mi tiempo: Crescencia, Yaya, Linda, Cira de Mujica, Luisa, Paula y Gladys; (Las Moreno), la maestra Montero y Camacaro y en Puerto Cabello la maestra Villafañe y Mirtha Pérez de Juan José Flores.
(Capaces de llegar hasta la casa cuando el niño no asistía, regla en mano y abrazos ocasionales).
No debo olvidar a mi negra haciendo su esfuerzo en el hogar y con sus clases, y obviamente a mis panitas bloggers, mis compañeras de trabajo, además de mis hermanas que todo lo dan por sus hijos y a mis sobrinas que ya empezaron a quemarse las pestañas uupa.. (vergg, a buen mujerero) MIL FELICIDADES...

miércoles, marzo 07, 2007

Murio La Negra Romero

Luego de batallar con una larga enfermedad, el lunes 05 de marzo dejo de existir la negra Cleotilde Romero, extraordinaria mujer que supo ganarse el respeto y la admiración de todo un pueblo a partir de su actividad militante en pro de la colectividad.
Vale destacar que esta delgada indiecita de tez morena, con su hermoso y largo cabello color azabache, y con una estatura mas bien pequeña pero agigantada por su bondad, trabajo por muchos años en el Liceo Fernando Ramírez en San Felipe como secretaria en una de las seccionales a la par de su constante trabajo social a través de Copei y luego por Convergencia dada su vocación netamente calderista.
Teniendo algunos altibajos en la política, no llegó a ser alcaldesa aún cuando ocupó un curul como diputada en el órgano legislativo regional desde donde pudo generar una gran cantidad de beneficios para los cocoroteños. Recuerdo que en aquellos días, su casa se mantenía visitada desde la madrugada y cuando era tiempo de abrir las puestas - a todos, sin excepción – recibía para saber de sus necesidades y gestionar las ayudas necesarias
Adiós Negrita querida, descansa en paz.

domingo, marzo 04, 2007

Visitando el municipio La Trinidad de Yaracuy

Existen una serie de pueblitos yaracuyanos que por estar alejados de las principales vías de comunicación, siguen manteniendo su condición campestre y por supuesto que por ser unos manantiales de tranquilidad, invitan al paseo familiar por sus plazas y parques.
Entre estos pueblos podemos mencionar a Palito Blanco, Buena Vista y Boraure; tres pueblos pertenecientes al municipio La Trinidad y que visitamos en estos días cuando el bochorno de la tarde en Cocorote, el cual se está tostando con el inclemente sol del verano y con él los edificios de apartamentos, abre la búsqueda a lugares que brinden algo de seguridad y viento fresco y por estos pueblitos encontramos estas dos cosas, y los niños, armados con patín y patinetas disfrutaron de un buen día de campo.
Por cierto que me tomé como tres birras light “tercias” super heladas que las adquirimos en un “botiquín” un tanto solitario pero acogedor (no se por qué las mujeres siempre les llama la atención los botiquines de pueblo, saben que son una exclusividad de los hombres lugareños y el saberse perturbadoras les cautiva sobremanera, jeje) Dejo algunas fotografías para deleite de todos.

Los niños jugando en un parque de Palito Blanco

Mauricio escalando en Palito Blanco

Plaza Bolivar de Palito Blanco

Iglesia parroquial de Palito BLanco


Plaza J. A. Páez de Buena Vista

Plaza Páez de Buena Vista

Plaza Bolivar de Boraure

Iglesia parroquial de Boraure

El Samán de Guayurebo

Entrada al Aeropuerto Stte. Nestor Arias de Yaracuy