sábado, enero 27, 2007

LA MALDAD DEFINITIVAMENTE SE HEREDA


Como todos los años, el circo de los hermanos Valentino hizo presencia a tierras yaracuyanas y la sanpablera se prende en la casa a través de la ansiedad inusitada de todos los integrantes de la familia por ir a ver a los carajos esos haciendo las mismas piruetas de todos los años y su espectáculo “no sabe, no sabe” que ya me sabe a ·%& bueno, mejor no digo nada.
Pero esta vez, se presentó la oportunidad de molestar a la negra (apelativo cariñoso que doy a mi esposa) y su manía de querer salir más que un muerto en pena. Resulta que fue operada ayer viernes prácticamente de emergencia, por un dolor que se le presentó en el ojo izquierdo y sin ton ni son, el medico disfrutó quitándole las carnosidades en los dos ojos, teniendo en los actuales momentos un parche en uno y el otro molestado pero sin venda por lo que debe permanecer en nuestra habitación a oscuras.
Aquí viene lo mejor: apenas llegué del trabajo, hizo del conocimiento que debía estar en “reposo absoluto” durante quince días y esto implicaba la imposibilidad de entrar en la cocina a menos que fuera para tomar agua por lo que le respondí – no importa amor, ya veremos como hacemos Zaret y yo para dejar el almuerzo listo durante estos días y fregar el perolero – y ahí la maldad hizo sentirse súbitamente en mi maluco corazón: - por cierto- pregunté (como quien no quiere la cosa) -¿Quiénes quieren ir al circo mañana???- Yoooooooooooopppp respondieron al unísono mis amados angelitos Zaret y Mauricio. Je je.
A nooooooooooo, yo quiero irrrrrrrrrrrrrrrrrrr, me pongo unos lentes oscuros y asunto arreglado -objetó la negra con voz angustiada – Usted no va porque está tuerta y le puede caer tierra en el ojo– le señalo mi hijo comprometido un poco con la malicia mía – ñaca ñaca, al fin le ganamos una a mi mami - le decía calladito a la hermana mientras sacaban cuenta de irse ellos junto con otros amiguitos, mientras a mi me dejaban cuidando a la mamá – es decir, perdí yo también…..gueje….

1 comentario:

Waiting for Godot dijo...

Jajajjaa, sí se hereda! Qué malos con la pobre mami, por cierto yo soy como ella, me apunto a todos los bonches!!

:)