La vida era perfecta al llegar las vacaciones; más si esas vacaciones se disfrutaban en la casa materna de Banco Obrero en Cocorote

jueves, diciembre 07, 2006

Un cuento de Guama

Enrique Pérez, oriundo de la Atenas de Yaracuy; es decir, Guama. Estuvo de visita por estos lares para relatarme un cuento un tanto jocoso..
Resulta que en el pueblo existen dos amigos que se juegan a agarrarse la chuta como los peloteros. Últimamente han apretado sus chanzas hasta tal punto que uno de los mismos para agarrar desprevenido al otro, se puso entre las nalgas una laja (pedazo de ladrillo) y al encontrarse con el otro, cerca de la plaza sin muñeco le dijo, -ajaaa-, -¿cómo que me quieres agarrar la chuta?, entonces dándose vuelta le enseño el trasero al otro diciéndole: - aquí está pues, a que no te atrevéis?- y el otro ni corto ni perezoso se le encimó con el pulgar de la mano derecha dispuesto a atravesarle el pantalón, pero cuando este hizo contacto con la laja –aaayyyy madre mía coño, se me fracturó el dedo- gritó en el acto, teniendo que ir de inmediato al Ambulatorio de Guama para que le pusieran un yeso je je. (cuento real, arrancado de la vida misma después de las elecciones)
Enrique me comenta que no crea que son actos de homosexualidad sino más bien de mariqueras pueblerinas aún cuando admite que, más de uno anda por ahí agazapao esperando que Langa langa o Atilio les acomode una tarde, puesto que a la muerte del popular Chompa en la Independencia –del cual se decía que era el hombre más cargao de Yaracuy – estos dos, junto con el enano de Quigua, tienen el merito de poseer los peroles más grandes de la región.
Ah compa pa` vainero, y que teniéndole miedo al Silbón……..

2 comentarios:

caribe dijo...

La Atenas de Yaracuy? me cagas! En la casa decian q Guama era como la mano... tenia 5 calles y todas terminaban en un barranco :-)

Elier dijo...

je je, Lo de Atenas por aquello que al menos en cada familia existe un profesional. Locos tambien, como aquel señor que sale a la plaza Bolivar desnudo.