La vida era perfecta al llegar las vacaciones; más si esas vacaciones se disfrutaban en la casa materna de Banco Obrero en Cocorote

lunes, diciembre 18, 2006

Orquidea Arenas mi querida comadre

Como casi todos los domingos, ayer le hice una visita a mi mamá y la cosa no pudo estar mejor puesto que se encontraba Mayerling, ya que por lo general ella sube a Banco Obrero cuando normalmente me he retirado y son pocas las veces que coincidimos.
Mientras conversabamos a la sombre de la palmerita, se nos acercó nuestra querida comadre Orquídea para recordarnos que estaba de cumpleaños, por lo que la felicitación fue espontánea para esta querida amiga que por siempre ha mantenido un cariño sincero y reciproco con todos nosotros.
Orquídea Arenas es natural de Chivacoa, se casó con Carlos Herrera hace una cuantas lunas y sus hijos son Carlitos, Carla Marina y Génesis. Hoy tiene dos nietos: Loredana y Carlitos III (el cual no lo conozco ya que vive en Maracay).
Creo que Orquídea es la menor de los Arenas, (ni de vaina digo su edad)entre los que se encuentran la maestra Yaya, la maestra Crescencia, Roberto y Oscar Arenas, todos ellos excelentes personas y padres de familias exitosos.
En alguna oportunidad me dijo un taxista que no había cosa más maravillosa en todo Cocorote que las torneadas piernas de Orquídea cuando estaba adolescente y lo mejor era que para aquel entonces se habían puesto de moda las minifaldas, ¡verrrga, a más de uno enamoraría mi comadre en sus buenos tiempos!, la suerte de mi compadre Carlos se hizo sentir (ella insiste en que sus piernas siguen igualitas y para no provocar envidia se mantiene en pantalones)...
Muchas felicidades y Dios siga protegiendo por siempre tu hogar.

2 comentarios:

Oscar Alfonso Arenas dijo...

Epa te falto nombrar a Juan, Monche, Chila, Ismelda, José Ramón, el chino y Aleida, esta familia es un gentío, dicen que solamente con ellos hacen otro pueblo

Elier dijo...

tienes razón, pero son muchos..gracias por recordarme el nombre del hijo de Carlitos: Asael. El cuento tuyo viene en camino