sábado, diciembre 30, 2006

Chao cheo "Desafiante" Hussein

Dolorosamente dudo que esto culmine aquí. Las pasiones se han encendido por todos lados y el efecto dominó esta por comenzar. Ojala que lo de Barajas sea un hecho ajeno a lo de Bagdad: la violencia solo genera violencia…
El otrora amiguito de USA, armado hasta los dientes por los perritos de la guerra, no hallaba que hacer con semejante arsenal y una vez que se cansó de echarle vaina a los kurdos, empezó a mirar a sus vecinos con desprecio, sencillamente trazó su final al meterse con el petr… digo, con el noble pueblo de Kuwait y al policía del mundo se le puso facilita la idea de mandarlo largo al carajo.
Que me molesta el ahorcamiento de Sadam, claro..., la verdad es que en Cocorote no es frecuente las guindaderas, a excepción del muñeco que hace Chico el hamburguesero en el Calvario (cerquita de la casa de Caribe) para recordar la muerte de Judas Iscariote en la semana santa.
Y precisamente en este contexto, el libro de Juan (8: 15-16) hace referencia de un legado cristiano que hoy por hoy se esconde detrás del polvo y del olvido en los centros de poder: basta con una llamada a los tribunales imparciales (cuento chino) y como dicen ahora en Cocorote cuando alguien pierde, chao cheo….

No hay comentarios.: