miércoles, diciembre 06, 2006

SOCO VO

No hay nada más folclórico en Cocorote que escuchar las expresiones de incredulidad. Unas con sabor a guaro, como “Sie cará”, expresión recortada de “vacie carajo”, otras en desuso como “poote carrasco”, y otras nuevas como “Húrgalo vos” de Guama que debió generarse del “Húrgate vos” algo más viejo, pero el “soco vo” y el “sí como nie” se han mantenido en muchas generaciones cocoroteñas, dando paso al “Guevito esqué¡¡¡” de éstas últimas épocas..
Y es que cuando leo lo que está pasando en Chile, se me agolparon de repente todas estas expresiones mientras los recuerdos me envían a aquellos días cuando en Bárbula, escuchábamos con atención a los chilenos frente a la plaza Pablo Neruda de la Facultad de Educación, en la que existían una cantidad de impresionantes murales que daban testimonio de lo ocurrido en ese país una vez que el sanguinario Pinochet llegó al poder, al arrasar con La Moneda (al coño e madre del Rector Maldonado se le pasó la mano cuando mando a borrar todo este patrimonio universitario en el allanamiento del 92)
Eran tiempos de exquisitas tertulias donde la poesía hacia presencia con tanto énfasis como las derivadas e integrales en Matemáticas.
Definitivamente la Universidad nos arropaba con su encanto, el Centro de Estudios Socialista Alí Ramírez (EL CESCAR) al lado del cafetín de Pepe, era sitio obligado de reuniones y encuentros de ligosos, poetas, comunistas, no alineados, no descubiertos y vaya usted a saber, que brindaba la oportunidad de conocer un montón de vainas que nos hacia ver las cosas desde otra perspectiva, adiós pues historia positivista…
Desde aquellos días el nombre de Pinochet es para mi persona, sinónimo de sangre y mierda, y es que en verdad los chilenos tenían que andar con sigilo aun fuera de su país porque, poco le importaba a ese matón enviar a sus secuaces internacionales para que en nombre de la libertad aparecieran acribillados en muchos lugares del planeta, todos ellos exiliados sobrevivientes del genocidio planeado en el estadium chileno….
Existe una plaza en la antigua entrada de mi Facultad FACES, donde podemos ver un busto de Salvador Allende y es que, además de los humanistas en la Facultad de Educación, también los estudiosos de las ciencias económicas y sociales le rindieron homenaje póstumo a este presidente asesinado, denominando a la vía interna de la Universidad, “Avenida Salvador Allende”.
Así pues, cuando la historia le está cobrando al sátrapa de Pinochet todas sus maluquesas, que no se haga el viejito enfermo y el pobrecito o algo más vulgar "el guevón"porque la verdad es que “sooooco vo” a pesar del tiempo y la distancia “NO TE CREO”.

No hay comentarios.: