La vida era perfecta al llegar las vacaciones; más si esas vacaciones se disfrutaban en la casa materna de Banco Obrero en Cocorote

sábado, marzo 17, 2007

Ramón Perez el fotográfo de Cocorote

Si había alguien en Cocorote que era mágico, sin duda alguna fue Ramón Pérez.
Hijo de mi tía Eleuteria Pérez, hermana de mi abuela materna, fue siempre el familiar insólito y grotesco que más cuentos extraños se le conocen. (y que mi palabra no lo ofenda como dicen aquí en Cocorote cuando se habla de un finado!!)
Nacido un 16 de agosto del año 24, le gusto realizar siempre oficios interesantes como el de fotógrafo, lo que para mi ha sido una excelente condición, toda vez que muchas fotografías suyas han caído en mis manos para ir alimentando el programa que he venido utilizando para realizar nuestro árbol genealógico.
Ramón sufría lo que por aquí se le llama “lunas”; es decir, de la noche a la mañana traspasaba el umbral que divide a los orates de los cuerdos y viceversa, por lo que cuando se presentaba en casa, mis hermanos y yo nos preguntábamos si estaba bien.
No obstante, cuando eran superados los temores de que estuviera en el país de los alegres (digo, sin preocupación alguna), se podía conversar con el detenidamente, puesto que sus cuentos eran para agarrar palco y a pesar de que a veces sus atuendos claramente dictaminaba su estado, no lo vi hacer cosas extrañas a excepción de dos ocasiones. La primera, en la que se le ofreció un vaso de agua y en el acto lo soltó quebrándose estrepitosamente mientras argumentaba que “le había pegado corriente” y la otra, cuando se apareció en la casa lleno de asfalto y mamaíta Emilia trataba de conseguirle una muda de ropa para que se cambiara.
Resulta que la razón de sus lunas fue explicada de una manera certera por el mismo, cuando yo contaba con unos diez años de edad y carecía de lo que se llama “prudencia”, por lo que la curiosidad fue más relevante que el temor y tuve la osadía de preguntarle la razón de su enfermedad, respondiéndome más o menos lo siguiente...
Hace muchos años atrás, a sus manos llegaron unos libros que debían permanecer ocultos, pues eran buscados por los curas para ser destruidos. En ellos se explicaba como llamar al ángel de mal y hacer pacto con el. (verrrrrrg). Como se los había leído todos, en una noche oscura se llegó hasta la tambora (Ceiba) que estaba antes de llegar a la toma de agua de Cocorote y que parecía un hombre barrigón con el pipí afuera (este árbol existió hasta no hace mucho, pero se quemó y fue cortado) y allí mismo invocó el nombre secreto del que vive en las tinieblas, presentándosele de manera inmediata en ese lugar y como al preguntarle el demonio la razón de su invocación, Ramón respondió que solamente quería conocerlo y que no era para hacer un pacto… Del tiro el maligno desapareció (puesto que siempre anda muy ocupado) y con él también desapareció la cordura de Ramón.
Pero este cuento no me salio gratis. Recuerdo claramente que frente a los mangos de Banco Obrero, se encontraba la salida de los autobuses que llevaban a los cocoroteños hasta San Felipe y desde temprano se escuchaban los quejidos de los frenos cuando el machimbre de los autobuses dejaba escapar el aire comprimido, razón que me hacia levantar temprano y una vez que estaba bien despierto, salía apresurado a buscar los acures que criábamos en el patio de la casa, puesto que cada vez que Ramón pasaba por allá, estos desaparecían misteriosamente de su jaula y los encontrábamos con mucha suerte, comiendo del pajonal que se formaba en el terreno de los mangos (unas cinco o seis veces sucedió hasta que nos percatamos que Ramón tenia algo que ver, cuando enigmáticamente comentó en una de sus visitas que todos los animales sin excepción debían estar libres).
En otra oportunidad me preguntó si ya tenia novia y al contestarle que no, insistió en indagar si al menos me gustaba alguna y al responder afirmativamente, me dijo que le pidiera al dios Shiva que según él, era un dios en forma de falo que no se pelaba cuando un hombre enamorado, mirando a la mujer de sus sueños decía para sus adentros “Por Shiva serás mía” y la mujer caía en los brazos del enamorado tarde o temprano
No recuerdo si invoque al dios shiva, lo que si me pareció fuera de lugar es que a pesar de sus temporadas lunáticas, Ramón el fotógrafo tuviera tantas cosas que contar y nadie le parara pelotas…
Arrancado de la vida misma

11 comentarios:

j-oda dijo...

Eres un "mata" de cuentos Cocoroteño!
Y un "iman" en tus letras me mantiene polarizada has ta el final (Gracias a Dios sin la Corriente que asustara a Ramón alguna vez.

Que maravilla de post, como siempre.

Negra: No te apures por Elier, nos veremos pronto si Dios lo permite. Le permites al negro pasarme su e-mail? El mio está en mi blog.

Waitting: Como hablamos, puedo los fines de semana, pero con antelación (me contactas?) Y como llegué primero (YUPIIII), te dejo la tarea de cuadrar con el Cocoroteño si nos espera o nos busca.
MISION COCOROTE SE INICIA...

Saucisse dijo...

Buenisimo!!

Elier dijo...

Jeje, ese indiecito menudo y de piel oscura que se llamó Ramón, debe estar en algun lado riendose enigmáticamente..

J-oda: que bueno que disfrutes cada uno de ellos.
Saucisse: gracias por haberme recordado el de la pavita..

Un abrazo

Cocorote~a Asimilada dijo...

Siempre me ha fascinado el grado de educaciOn (informal) de los locos de Cocorote. No son comunes y corrientes. Son esotEricos, instruidos, exOticos y ahora, gracias a ti y a Caribe, internacionales!

Kira dijo...

Insólito de verdad que nadie se interesara en sus historias... quizás su destino era convertirse en una historia tuya... Un abrazo dhakaíta

Miguel Pinto dijo...

Amigo Elier, este cuento me hace recordar el de mi amigo, el señor Críspulo, que bonita locura la de Ramón, que suelta a los animales, porque ellos deben estar libres. Si hubiera sabido antes lo del dios Shiva, ¿que hubiera sido de mi?

Mis respetos al mejor "echacuentos" que he conocido, tus historias son muy vívidas y especiales.

Un saludo desde la frialdad de escaso grado centígrado que hace ahorita mismo por aquí, aunque estaré pronto en mejores latitudes, sabes por lo de las temperaturas.

Waiting for Godot dijo...

Hola!!!
No estaba muerta, sino de parranda. Ahora he venido a leerte un ratito, me quedo loca con tus cuentos. Buenísimos!
Se te quiere mucho amigo Elier, la j-oda y yo hablamos de ti cuando nos vimos por primera vez, creo que eso nos ha unido más. Queremos hacer Misión Cocorote, ojalá se nos dé, estamos pendiente.
BESOS!

Elier dijo...

Hola queridos amigos,
Este fin de semana estuve en Chichiriviche, puesto que la negra, Zaret y el carrisito de Mauricio estan complotados para que
les sirva de chofer a todas partes no juegue. quede como un carbón y por eso tengo que pelar los dientes para que no me crean una sombra:
cocoroteña asimilada: la verdad es que siempre escuché que el que cría fama se echa a dormir. Aunque Ramón esta en el sueño eterno, se le recuerda con cariño. Un abrazo.
Kira: es por la mania nuestra de no escuchar ni a locos ni a niños y se supone que son los que dicen la verdad. Tu abrazo me supo a un rico jugo de moras extraido de los cielos de Bangladesh. Te devuelvo uno grandote pero con chicha espolvoreada con canela que hacen por aqui bien rica.
Estimado Miguel: esa es la locura que pretendemos heredar. Lo de Shiva al parecer si le funcionó a Ramón puesto que tuvo mas hijos que todos mis dedos. Un gran abrazo tropicalisimo.
Mi Waiting querida; Disfrutando del sol por estos días??. Tengo que subir a Caracs y a lo mejor nos vemos allá aunque lo lamento por la negra que tambien quiere conocer unos ojazos que se estan cotizando en el mundo bloggers. Estoy pensando seriamente en hablar con Caribe para que cuando seamos gobierno llamar a Venezuela Cocorote y asi no tener dudas que cuando vuelvas por estos lares, hayas venido a nuestro pueblo. Gran abrazo mi querida princesa.

NORKA dijo...

ELIER!!! EL PROFE, UN PLACER GRACIASPOR TUS VISITAS Y EXPRESO DE COCOROTEX!!! GENIAL QUE BUENO ME RECUERDAS MUCHO A ESA CHICA QUE CONOCÍ EN OKLAHOMA Y ERA DE ALLI DE TU COCOROTE, QUE BONITO, OYE YO LLEGUE APLUDIR EN LOS BUSES PARA SOLICITAR LA PARADA, CLARO ME LO RECORDASTE, TE SIGO ELIER Y GRACIAS POR COMPARTIR COSAS TAN LINDAS DE COCOROTE DE NUESTRO YARACUY, UN BESO DE CHOCOLATE DEL NUESTRO

Waiting for Godot dijo...

Elier: Si vienes a CCS porfa avisa por email para planear el encuentro con mi J-oda, Miguel y todo el que se quiera pegar a ese super encuentro. Se te quiere mucho. Con respecto a mis ojos, es que mis bellas princesas me quieren mucho y me venden muy bien.
BESOS!!!

Elier dijo...

Norka cariño, se te cayó la cedula por ahi jeje

Waiting mi princesa. voy a Caracas la proxima semana pero la Sra. Oneida del INE al lado de La Salle se ha tomado su tiempo para enviarme la cotización de unas estadisticas (grrrrr) y debo esperar para ir hasta alla y entrar al ICE en Sabana Grande. Luego la tarde es nuestra. Te mantendre al tanto. Un abrazo