sábado, febrero 10, 2007

Rafael Vidal: Billetera Vs Justicia


Se tiene conciencia de lo malo que es generalizar, pero estamos tan llenos de historias fantásticas donde un juez esta intercambiando justicia por billete cual si fuera un kilo de lomito en Quinta Crespo que, apenas nos damos la vuelta diciendo –se cuenta y no se cree – cuando de repente te encuentras dentro de una lluvia de dinero lanzados desde un apartamento donde vive una juez que ha sido denunciada por enriquecimiento ilícito y que en ese momento esta siendo objeto de un allanamiento.
Y es que la justicia en nuestro país apenas levanta cabeza. Muchos fuimos los ilusos que creímos que al menos la doña ciega como la muchacha bonita de la novela llamada Topacio (que tendré yo contra ceguera???) iba a apretarse el cinturón y enseriarse de una vez por todas, pero el imperio de los billetes sigue quitándole el sueño a los integrantes del jet set criollo pertenecientes al muy distinguido, connotado y exclusivo club de las Justicia venezolana,,,
A casi dos años de la muerte del insigne medallista olímpico venezolano Rafael Vidal, lo único que le falta decir al juez que conoció hasta ahora del caso, es que el mismo deportista tuvo la culpa por andar de atravesado…
Y es que el hombre le puso la cosa facilita al pobrecito de Robertico Detto Redraelli,, el señorito que andaba haciendo piques con el vehículo blindado marca Hummer a la pequeña velocidad de 125 km por hora y que se llevó por delante a Vidal a la altura de la avenida intercomunal entre la Boyera y la Trinidad el 12 de febrero de 2005
Es tanta la fe que tuvo el juez por el niño, que le mandó a realizar un examen tanto al muchachito como al cadáver de Vidal a los fines de averiguar si el deportista estaba consumiendo algún tipo de droga en la fatídica noche de su muerte, porque nadie en su sano juicio anda por ahí a esas horas de la noche, quitándole la diversión a los piqueros sin haberse metido al menos dos escoceses.
Lo peor del caso viene aquí, el que dio positivo en el examen toxicológico fue Robertico con una “ñinguita” de perico, pero el juez desestimo la prueba porque dijo que "no está probado que él hubiese ingerido la cocaína en ese momento. Pudo haberla ingerido un día antes, dos días antes"….Hombre pa´sabio, ¿Cómo sabe este juez que La Guaira es lejos????
En fin, este cuento de nunca acabar da por sentado que a pesar de estar en cualquiera de las republicas habidas y por haber, el entusiasmo por hacerse juez en nuestro querido país no es para ser un digno representante de la Justicia, sino para hacer plática…
Fotografia de www.vaacmaster.com.ve

5 comentarios:

J-oda dijo...

Estas son las cosas que me alejan de ti...JUSCTICIA

Curiosa dijo...

Perdonene mi frances... ESTAS SON LAS VAINAS QUE ME ARRECHAN DE ESTE PAISSSSSSSSSSSSSSSS

J-oda dijo...

Curiosa; que estilacho. SONO MEJOR CONTIGO.

Elier dijo...

Eso, asi es que

Waiting for Godot dijo...

Esto es vergonzoso.