viernes, marzo 25, 2011

60 +

No creo que los humanos tengamos todos la misma cuota de responsabilidad por lo del cambio climático, pero indudablemente que si poseemos la misma cuota de responsabilidad por resarcirla, y quien salga con aquello de que: ¡que frescura, este desordena y yo tengo que limpiar!!!!!!!!!! Cae irremisiblemente en la actitud de no hacer nada por las futuras generaciones. (y por el mismo)

Desde hace algún tiempo se lleva a cabo un movimiento que tiene como objetivo, llamar a la reflexión sobre el cambio climático con una pequeña actividad, la de apagar la luz durante una hora. No es que esto sea la panacea para cambiar la situación, ¡no!. Se trata de reflexionar.

Regalémoslo una hora para pensar como podemos mitigar el cambio climático Este año el concepto mundial se resume en 60+, que significa "más allá de la hora", y que según lo reseñado en articulo de prensa e Internet, es el inicio de una campaña mundial dirigida a todos los sectores industriales, comerciales, gobiernos locales, estatales y nacionales del mundo y, también, a los ciudadanos para que, durante esa hora, piensen en iniciativas que cada uno puede emprender para cuidar al planeta más allá de la hora escogida como simbólica para llamar la atención sobre un problema tan grave. La hora de apagar la luz esta pautada para las 8:30 pm de este sábado 26 de marzo de 2011.

Es bueno acotar que supe de esto a través de Nany y desde un par de años estoy pendiente del evento. Y en este mes, cuando hace apenas una semana y media que por estar haciendo maromas al lado de un puente murió accidentalmente nuestro buen amigo Pedro José (†14-03-2011) , quien cuidara de manera pertinente nuestras áreas verdes en toda la urbanización a pesar de no contar con una retribución justa y permanente por aquello de que “estaba más loco que una cabra”. Es por eso que he decidido regar por las noches el jardín que nos obsequió y que ya observa los estragos de pasar una larga semana sin que su bienhechor este por este mundo.

Este blog lo dedico a Pedro José Gutiérrez, nuestro loco necesario.

No hay comentarios.: