miércoles, enero 20, 2016

Orígenes de la población de Cocorote y su situación geográfica

Antes de la llegada de los europeos a tierras yaracuyanas, existían en éstas tierras al menos tres naciones aborígenes: los Caquetíos que dominaban el Valle del río Yaracuy estando sus asentamientos situados hacia Yaritagua y sobre todo en Variquisimeto. Los Xideharas o Jirajaras que dominaban las montañas del sur y la nación Cyparicotos, etnia aborigen los cuales a través de la historia se han denominado cypas, ciparigotos o chipas, quienes se enseñoreaban en la actual Sierra de Aroa. residiendo su núcleo central en la localidad de Cocorote.

Es bueno destacar que el primer europeo en hacer contacto con los Cyparigotos asentados en Cocorote fue Nicolás de Federman, oficial alemán de la Casa de los Welser, quien salió de Coro el 12 de octubre de 1530 con 110 españoles a pie, 16 a caballo y 100 “naturales caquetíos” los cuales primeramente atravesaron la sierra falconiana para llegar al estado Lara, proseguir hasta Portuguesa y Cojedes y luego subir al estado Yaracuy, logrando hacer contacto con tres poblados ancestrales, siendo el último Cocorote que, en un primer avance no le salió nadie a su encuentro, sino que encontraron la aldea abandonada pero tan llena de víveres y provisiones (a pesar del verano) que duraron cuatro días en él para reponer fuerzas. El mapa anexo indica los pueblos señalados por Federman en su periplo.

¿Donde estaban los Cyparigotos entonces?, se encontraban escondidos en los cerros cocoroteños, puesto que estos aborígenes eran enemigos mortales de los Caquetíos quienes eran la tribu que dominaba la llanura central del Yaracuy y sólo dejaban a las otras tribus vivir en las montañas. Vale acotar que desde la situación geográfica en donde se encontraban, podían detectar cualquier movimiento humano significativo, lo que los hacía replegar de manera táctica y advertir las acciones de sus enemigos, mucho antes que llegaran a la aldea. De lo anteriormente escrito, se desprende la siguiente información:

Los otros pueblos indígenas, según Federmann habían sido obligados por ellos [los caquetíos] a vivir en la montaña para ser los únicos en poseer y gobernar la llana y muy fértil tierra (pues) estos caquetíos no habitan la montaña en parte alguna, ni aquí ni aún en los alrededores de Coro, sino que ocupan la mejor y más fértil y llana tierra y no soportan a ninguna otra nación en la llanura”1.

En este orden de ideas, se puede afirmar que los primeros habitantes de Cocorote con quienes se topó Federman, eran parte de una comunidad agrícola asentada en una pradera contigua a los cerritos de Cocorote a raíz del enfrentamiento perenne que tenían con los Caquetíos. quienes como ya se mencionó dominaban el valle del río Yaracuy y, los Cyparigotos a pesar de ser muy cruentos en la guerra puesto que eran descendientes directos de los Caribes, evitaban la guerra frontal escondiéndose en los vericuetos de las Cumaraguas cocoroteñas, donde los Caquetíos evitaban llegar. Vale decir que el núcleo central del poblado debe haber estado en las inmediaciones del Barrio la Cruz, donde Federman encontró agua y comida suficiente para todo su ejercito que sobrepasaba las doscientas personas por espacio de cuatro días.

Asimismo, se conoce que luego de reponer fuerzas, el ejercito conquistador pudo hacer contacto con los lugareños, quienes hicieron alianza con Federman para avanzar por su territorio hasta el valle aroeño, de tal manera de atravesar Las Cumaraguas a los fines de salir hacia el mar con el propósito de regresar a Coro.

Por otro lado, se conoce que el insigne historiador Miguel Acosta Saignes realizó un estudio etnográfico donde estableció al menos nueve áreas culturales indígenas donde los Cyparigotos los ubicó en la costa noroeste del estado Falcón, y zona norte del Yaracuy lo que indica claramente su relación con los Caribes, temidos en sus acciones de guerra puesto que tenían como costumbre comerse a sus enemigos.

Se puede señalar finalmente, que la ubicación geográfica de Cocorote obedece a dos situaciones muy puntuales: la primera, por la fertilidad y cantidad de agua con la que podían contar sus habitantes para trabajar la agricultura inclusive en épocas de verano y por otro lado, como área geográfica estratégica que permitía a los Cyparigotos a desplegarse rápidamente hacia las Cumaraguas cuando los Caquetíos los atacaban por defender el valle del río Yaracuy, lo que ellos consideraban como sus dominios.



1 Informe de la mancomunidad de cronistas municipales y parroquiales de Barquisimeto (1999): Aspectos históricos del Valle de Barquisimeto y de su secular vocación agrícola. Sarare p.06

No hay comentarios.: