La vida era perfecta al llegar las vacaciones; más si esas vacaciones se disfrutaban en la casa materna de Banco Obrero en Cocorote

sábado, abril 14, 2007

Otro miembro familiar

Para evitar que el apartamento se convierta en una gallera, he tenido que guardar frente a mis hijos las distancias pertinentes a los efectos de que si bien observen mi condición de amigo, también observen mi condición de padre de familia. En efecto, desde siempre han tratado de arrastrar cuanto animalito han querido a lo que me he negado prudentemente, ya que al final siempre se sabe quien estará pendiente de comprarle la comida, llevarlos al veterinario y recoger la verrrrrrrrrrrrg , las gracias en el apartamento.
Así han desfilado por estos espacios periquitos, hamster, tortugas y peces (aquellos que por su dimensiones son recomendables es apartamentos). Sin embargo, los periquitos llegaron a escapar en una oportunidad que le dejaron abierta la jaula cuando le colocaron el alpiste. Con los hamster estuvieron pendientes hasta que se escaparon de la jaula y como se escondieron en uno de los gabinetes de la cocina, era yo el que los alimentaba y aseaba en la madrugada y por eso se acostumbraron a salir a esa hora y apenas me sentían, salían presurosos cuando yo les preparaba la comida mientras que no sucedió con otro miembro familiar y cuando me olvidaba de ellos, un par de veces se montaron en la cama y me caminaron por encima por lo que me despertaba violentamente creyendo que era otra cosa y la negra decía que esos animales en cualquier momento me iban a hablar (termine siendo yo el ocupado con los hámster hasta que murieron)
Con la tortuguita ídem. Mientras estuvo en la pecera, estaban pendientes de ella y una vez que la soltaron y se escondió en los espacios más inverosímiles del apartamento, muy pronto la olvidaron. Resulta que la muy muergana se esconde debajo de mi mesita de noche y de allí nadie la saca a excepción de cuando me escucha (es cierto, sale apenas me escucha) y llega directo a la cocina a buscar comida (mis hijos alegan que come solo lo que yo le pongo) por lo que todas las semanas le compro lechuga fresca y en ocasiones le brindo algunas flores de cayena que se las traga gustosas. Esta “chiquita” es un amor, pocas veces deja sus cacas en mi cuarto, la verdad es que cuando sale aprovecho para ponerla en la batea del fregadero, abro el grifo y ella se encarga de hacer sus necesidades sin molestar a nadie, así que es muy aseada.
Con respecto a los peces, estos existieron felices hasta que Mauricio en su afán de alimentarlos, se le cayó el pote de comida dentro del agua y poco fue lo que se pudo hacer (un pequeño acto velatorio)…
A lo que me he negado es que entre un perro aquí, pero en estos momentos escucho aullar a “Holly” dentro del cuarto de Zaret, quien en conjunto con Mauricio se confabularon para introducir furtivamente a una perrita blanca de dudoso linaje, o mejor dicho, con el mejor de los linajes conocidos por aquí ya que no quedan dudas que es una “crica” (criollo con callejera) que va a llegar a vieja sin tanto vacuna.
Sucede que la madre de la criatura en cuestión un buen día llego al bloque para quedarse por siempre, aun cuando no tiene una casa propia la “putica” como la llaman los inquilinos es un poco de todos. Esta madre un tanto rochelera, tiene tres patas ya que una le fue cortada cuando sufrió un atropello y aun así cuando está en celo, el pandemonium mantiene a todos despiertos durante sus días fértiles ya que todos los perros de la urbanización vienen a trancar al bloque con ganas de cubrirla y las peleas son multitudinarias “una guara”… (Parecen holigans en una copa europea, no juegue) ni chueca se queda tranquila.
Es por eso que me he mantenido al margen de las caricias caninas que ofrece Holly. Se muy bien que cuando crezca no la querrán mucho como ahorita y les aseguro que a pesar de todo el santoral que les he rezado por la fulana perrita, llegará el momento que alguien se encargue de abrirle las puertas para que salga en las mañanas a hacer sus necesidades y no veo en los flojitos míos tal disposición. Por cierto, ya visitó al veterinario porque los niños la vieron temblar mucho y a pesar que Zaret maneja desde la entrada al bachillerato su mesada, ni medio puso para la consulta. Me late que el cuento tendrá el mismo final, mientras que la negra bien gracias, lo que me dice es “que vas a hacer, eres capaz de botarle la perrita a tus hijos???, aunque les aseguro que esa no se incomoda por ningún animal, pero tampoco agarra lucha y es por eso que el único “viejo” en esta casa soy yo. Que vanchina, ni siquiera pudieron escoger un macho je je

9 comentarios:

J-oda dijo...

jajaja

Tema prohibido en mi casa.

En la posibilidad de cambiar de apartamento por casa, la pequeña de este hogar, me increspó sobre la REMOTA oportunidad de tener mascota, UNA PARA CADA HIJO... Ploff ...

Ya sabes la respuesta de la madre?

Esa misma... jajaja

Un saludo fraterno desde mi ahora.

PD:Por cierto, manteniendo las distancias, hay un nuevo miembro en mi familia también...

SOL dijo...

Holas!
Me suena que la perrita se va a quedar indefinidamente, un perro es diferente a una tortuga o los peces, y por muy flojos que sean seguro encontraran un sistema para tenerlo (espero que sean ellos a cuidarlos en esta oportunidad)
Suerte con la hija de putica ;)
Saludos!

Nathaly dijo...

jajaja si no puedes con ellos uneteles... no luches contra la corriente y acostumbrate que ahora es que hay vida en el reino animal :P Me gustas como escribes. Besos

Pancho dijo...

Esa historia me es conocida, a mi ni siquiera me gustaban los gatos ahora tenemos dos :-)

Aqui los "cacri" se les llama "mestizos" lo cual es más políticamente correcto ;-)

Pero tranquilo al final esos perros suelen ser los más agradecidos y leales ;-)

Waiting for Godot dijo...

Pero si los perros son una notaaaaa!!! Mi mamá no quiso nunca un perro en la casa cuando éramos pequeños, ahora ella tiene una y la adora, antes de eso tuvo otra y se nos murió la pérdida fue tan grande como cuando se murió mi abuela su mamá, de pana que aunque suene raro fue así, sentimos un dolor inmenso. Yo quiero un perrito, aunque David me dice que ni de vaina porque luego él es el que termina limpiándolo todo. Ya veremos quien puede!!! jijiiji. Se te quiere mucho. Tu mensaje en mi blog me mató, eres lo máximo!

Lindisima dijo...

jajaj, a mi me pasa lo mismo un día fuimos a la tienda de animales por que a mi princesa le pidierón un pecesito para la pecera del colegio, pues cuando llegamos al lugar los chamos lo que vieron fue la jaulita de los cachorritos y estaban enamoradisimos, y me suplicaban que les comprara un perrito, les dije que no hasta que fueran más grande porque la que se iba a calar al perrito soy yo, me dicen que si podía comprarle un pecesito para ellos también, pues le compre todo el kit, la emoción les duro 5 días, adivina quien se encarga del pecesito, un beso..

Elier dijo...

Epale, aqui ando yo para saludarles,
La perrita ha sido un show, puesto que es un tanto brava y ya gruñe je je.
J-oda:
Cariño, por los vientos que soplan, en cualquier momento arrastran algun animalito indefenso a casa y me late que va a ser esa dulzura llamada Maria Isabella. Un abrazo grandote para toda la familia.
Sol:
gracias por visitarme, la verdad es que ya ha venido poco a poco ganando terreno, eso de ser brava me gusta. Le pone respeto a la casa. Un abrazo.
Nathaly:
Gracias cariño, aqui estoy a tu orden. No es que no me gusten, la verdad de niño tuve mis animales pero estos hijos mios se la dan de vivos, puro jugar y luego si hay que limpiar no se acuerdan. Un abrazo.
Pancho:
Pues la verdad es que prefiero los perros aunque los gatos tienen sus encantos. (Ellos escogen) Mi suegra tiene una gata muy pulcra y a pesar de que al frente de su casa existe un terreno baldio, no se ve ni una cucaracha en su casa. Buena gata. Ojo: mosca con mi amigo Caribe que los patea je je.
Waiting:
Mi princesaaa, je je. Cómo estuvo ese viaje. ¿el gran charco y sus tempestades te dejaron dormir??? me late que no te gusta recoger cacas pero si amapuchar perros, cierro los ojos para imaginar como se deben poner tus ojazos bellos frente a una bola de pelo, mientras que el pobre de David tendrá que llegar del trabajo a limpiar tenderos con periodicos humedos. Un abrazo grandotote y muchos besos.
Lindisima:
esa princesa tuya ahora es que va echar vainita como la matica de caraota, la mia tiene 16 y sigue empeñada no juegue. Solo esta mañana se metio con la perra a mi cuarto para que le diera la bendición a las dos. ¿Puedes creer tamaña loquera? no mija, sal de aqui con tu perra. Un abrazo

J-oda dijo...

TE
EX
TRA
ÑE...

Besos de mascota llevada a juro y querida porque si ...

Elier dijo...

Yo tambiennnnn
saludos mi querida J-oda, hoy te llamo porque si